Yolanda Wood, Mayo, 2001   Leer »
Andrés D. Abreu, Mayo, 2002  Leer »
Virginia Alberdi, Diciembre, 2002  Leer »
Rafael Acosta de Arriba, Noviembre, 2003  Leer »
Orlando Hernández  Leer »
Argel Calcines, Mayo, 2005  Leer »
Rufo Caballero, Marzo, 2006  Leer »
Maria Milian, 2008  Leer »
Aldo Menéndez, 2009  Leer »
Wesley Pulkka, 2010  Leer »
"Paños negros, paños rojos, paños blancos"
Con nombre tan propicio para el disfrute del buen arte erótico, acierta Villa Manuela en acoger esta muestra de Rubén Rodríguez con el fruitivo título de: PAÑOS NEGROS PAÑOS ROJOS PAÑOS BLANCOS.

Sucesión cromática que evoca al Lorca de Romancero Gitano, pudiera referirse también este título a la letra del año, a los atributos de Elegguá... Pero lo cierto es que constituye sólo un pretexto de fondo para que el artista vuelva a sorprendernos.

Y es que esta exposición da continuidad y enriquece a las anteriores «Reflejos I y II», así como a la apenas reciente «Proverbios e Iniciaciones», unidas todas estas muestras bajo un denominador común: la condición sexuada de la representación pictórica.

Hay un placer compartido con el espectador en la repetición o reiteración por Rubén de estas siluetas que, enarbolando sus genitales, rematan en alusiones zoomórficas.

Hay un sentido oculto, latente... del goce, que compartimos quienes nos sentimos atraídos por el magnetismo de su obra: erótica explícitamente, pero siempre enigmática, profunda, turgente...

No temo repetirme al decir que por ser esencialmente bello, el arte de Rubén no merece ninguna mojigatería, ni siquiera académica, al comentarlo. Sito una vez más al sicoanalista del arte, David Freedberg y sus estudios sobre historia y teoría de la respuesta: «La posesión de lo que se encuentra representado constituye la base erótica del verdadero entendimiento».

Bastaría imaginar que, al acoger el arte de Rubén, Villa Manuela se ha convertido – por un instante – en una de esas casas pompeyanas donde el éros se compartía entre todos como el aire.

O en una caverna en cuyas paredes – junto a bisontes, lobos, jabalíes y otras bestias – el hombre pintó la erección de su sexo con la misma curiosidad con que prendía el fuego de una antorcha.

Argel Calcines, Mayo, 2005

Subir Bajar

© 2006-2010 Rubén Rodríguez Martínez
Web: Waydes Team
® Todos los derechos reservados
Casa-Taller: D´Strampes #233, / Milagros y Libertad
10 de Octubre, La Habana, Cuba.
Teléfono: +53 7 6415324
rubenrodriguez@rubenrodriguez.info / rubenr@cubarte.cult.cu